Albóndigas aperitivo Arándano día de acción de gracias Día de Juego favorita de otoño Festividades Navidad Pavo

Albóndigas glaseadas de arándanos

+ posts


Guárdalo Salvado Imprimir

Albóndigas glaseadas con arándanos Receta

  • Tiempo de preparación: 20 minutos
  • Cocinar 40 minutos
  • Rendimiento: Hace unas 30 albóndigas

Ingredientes

Glaseado de arándanos

  • 1 taza de azúcar
  • 1 taza de agua
  • 1 bolsa de 12 onzas de arándanos, fresco o congelado (sin necesidad de descongelar)
  • Una pizca de sal
  • 1 cucharadita de cáscara de naranja
  • 1 cucharadita de jengibre picado
  • 2 cucharaditas de vinagre de manzana o vinagre blanco
  • 1/8 a 1/4 cucharadita de cayena, a gusto

Albóndigas

  • 2 rebanadas grandes de pan blanco, sin corteza, pan desmenuzado en trozos pequeños (aproximadamente una taza, empacado, o 2 onzas de pan, lata sub 1/2 taza de pan rallado)
  • 2 Cucharada de leche
  • 1 1/4 taza de queso ricotta
  • 1 huevo
  • 1 1 1/4 libras de pavo molido
  • 1 cucharadita de sal kosher
  • 1 1/2 cucharaditas tomillo seco
  • 1 escasa cucharadita de semillas de hinojo
  • Harina para espolvorear (opcional)
  • Aceite vegetal

MétodoOcultar fotos

1 Haz el glaseado de arándanos mezclando todos los ingredientes del glaseado excepto la cayena en una pequeña olla. Mezclar bien y cocer a fuego lento hasta que la mayoría de las bayas hayan reventado, unos 15 minutos.

Colar la mezcla a través de un colador de malla fina en un recipiente, presionando la pasta de arándanos contra el colador con el lado de una espátula de goma. (Asegúrate de raspar el exterior del colador con la espátula.) Añade pimienta al gusto.

2 Preparar las albóndigas: Mientras se cocinan los arándanos, prepara las albóndigas. En un pequeño bol, pon el pan roto y espolvoréalo con la leche. Usar un tenedor para pulverizar el pan un poco. En un bol grande, usar el mismo tenedor para batir el requesón y el huevo hasta que esté suave. Añade el pavo molido, sal, tomillo, semillas de hinojo y pan espolvoreado con leche.

Mezclar suavemente con las manos (limpias) hasta que se incorporen todos los ingredientes. No trabajes demasiado la mezcla de albóndigas o las albóndigas se volverán demasiado densas.

3 Desplegar suavemente pequeñas albóndigas de aproximadamente una pulgada de ancho con las palmas de las manos y colocarlas en una bandeja de hornear o en un plato grande.

4 Dorar las albóndigas: Calentar 2 cucharadas de aceite vegetal en una sartén ancha a fuego medio. Trabajando en tandas, añadir las albóndigas, teniendo cuidado de no apretar la sartén, y dorarlas por todas partes. Usar un tenedor para empujar suavemente las albóndigas, dándolas vuelta.

Ten en cuenta que las albóndigas probablemente estarán un poco húmedas, lo que puede causar algunas salpicaduras al cocinarlas en el aceite. Para reducir esto, puede que quieras espolvorear un poco de harina en las albóndigas, o enrollarlas en harina, antes de que entren en la sartén. Añada más aceite a la sartén según sea necesario.

5 Añade el glaseado y déjalo cocer a fuego lento: Una vez que las albóndigas estén doradas y el glaseado se haya colado, añadir el glaseado a la sartén con las albóndigas. Dejar cocer a fuego lento, sin tapar, hasta que el glaseado se reduzca un poco y las albóndigas se cocinen completamente, unos 5 minutos.

Colocar las albóndigas en un plato de servir. Viértelas sobre el glaseado de arándanos restantes. Si el glaseado durante este proceso es demasiado espeso, añada un poco de agua. Si es demasiado fino, déjalo hervir a fuego lento un poco más.

¡Hola! Todas las fotos y el contenido están protegidos por derechos de autor. Por favor, no utilice nuestras fotos sin permiso previo por escrito. Gracias!