Galletas de Cheddar y Jalapeño

  • Tiempo de preparación: 10 minutos
  • Cocción: 15 minutos
  • Rendimiento: Hace 10-12 galletas

Prueba el jalapeño. Si es demasiado suave, incluye las semillas, si está caliente, usa sólo la carne, no las semillas. Ajustar la cantidad al gusto. El queso Pepper Jack o Monterey Jack también puede ser sustituido por el cheddar.

Ingredientes

  • 1 1/3 tazas (175g) todas- harina de propósito
  • 1/4 taza (45g) de polenta o harina de maíz molido fino
  • 3 cucharadas (45g) de azúcar
  • 2 cucharaditas de polvo de hornear
  • 1/2 cucharadita de sal
  • Pincha de pimienta de cayena
  • 6 onzas (1 1/2 tazas envasadas, 170g) queso cheddar picante rallado, dividido (1 1/4 taza y 1/4 de taza)
  • 2 cucharadas soperas de jalapeños frescos cortaros en dados (más o menos al gusto)
  • 3/4 taza + 2 cucharadas soperas de crema espesa (200ml), más extra para el cepillado

1 Precalentar el horno a 425°F (220°C).

2 Bate los ingredientes secos, añade el queso y los jalapeños: En un bol grande, bate la harina, la polenta, la sal, el azúcar, la cayena y el polvo de hornear.

Añadir 1 1/4 tazas de queso cheddar rallado y los jalapeños cortaros en dados.

3 Añadir la nata: Hacer un pozo en el centro de la mezcla de harina. Vierta la crema en el centro del pozo y sus manos (limpias) para unir suavemente los ingredientes.

Receta recomendada:  Galletas de chocolate y jengibre

Si necesitas añadir un poco más de crema, hazlo de a poco. Sólo quieres que todo se moje lo suficiente para que la masa quede pegajosa y grumosa.

4 Amasa la masa, sólo lo suficiente: Voltear la masa sobre una superficie ligeramente espolvoreada con harina. Amasar la masa sólo unas pocas veces, tal vez sólo tres o cuatro veces. Sólo quieres que se junte. (Amasar en exceso resultará en galletas más firmes y densas.)

5 Cortar las formas de las galletas: Formar la masa en un disco de unos 3/4 de pulgada a una pulgada de espesor. Utiliza un cortaror de galletas (o un pequeño vaso de zumo) para cortar formas de galletas redondas del disco. Combina la masa sobrante y sigue formando pequeñas formas de galletas redondas hasta que la masa se agote.

6 Cepillar con la crema, espolvorear con el queso: Colocar en una bandeja de hornear forrada de silicona o de pergamino, con al menos una o dos pulgadas entre las galletas. Cepillar la parte superior de las galletas con un poco más de crema. Cubrir los bizcochos con una pizca del queso restante.

7 Hornear: Hornear a 220ºC durante 11-12 minutos o hasta que se doren y el queso esté bien derretido.

¡Hola! Todas las fotos y el contenido están protegidos por derechos de autor. Por favor, no utilice nuestras fotos sin permiso previo por escrito. Gracias!

Te pueden interesar estas recetas: